viernes, 3 de julio de 2015

Oro negro: o la amarga adoración por el café.




Estoy seguro de que si eres escritor sufrirás la misma condena que yo: la amarga adoración por el café. En el caso de que no te dediques a juntar palabras y simplemente te guste (que también es mi caso) encontrarás sumamente útil esta ilustración. 

 ¿Cuál es tu preferido? 

Yo elijo el expreso